Servicio al Cliente.

INTRODUCCIÓN

La vocación de servicio implica poner nuestras capacidades, virtudes, habilidades y trabajo para ayudar a otros. Por ello es necesario fomentar una cultura que otorgue valor a la vocación y actitud de servicio dentro de la sociedad.

Es importante tener capacidad de empatía y conexión con lo que el cliente requiera como servicio, logrando satisfacer su necesidad y en lo posible superar sus expectativas. 

Para gestionar las brechas entre lo que el cliente espera y lo que recibe, se necesita la colaboración incondicional del activo más importante de las empresas, “las personas”, y para que estas colaboren es necesario que se encuentren motivados y comprometidos en lo que hacen.

La inteligencia emocional, es un elemento esencial en la relación con los clientes y en el trato que estos reciben. Es por ello, que es necesario desarrollar en los representantes de clientes un buen manejo de las emociones, que le permitan adoptar una actitud empática, asertiva y de colaboración hacia estos, al momento de la colaboración.

¿A quién va dirigido este curso?

El curso está dirigido a organizaciones que busquen desarrollar una cultura de servicio en sus colaboradores a través de la empatía, asertividad e inteligencia emocional.

¿Qué herramientas obtendrás en este curso?

– Inteligencia emocional en la calidad del servicio

– Autoconocimiento: Reconocer cómo nos afectan nuestras emociones.

– La empatía enfocada en el servicio al cliente

– Habilidades sociales para el servicio al cliente: tolerancia, capacidad de comuni­cación, saber persuadir, negociar; entre otras.

Aquí hay una regla simple pero poderosa: Siempre dale al cliente más de lo que espera recibir

Nelson Boswell